Qi Gong una disciplina centenaria

Para muchos Septiembre es el mes en el que toca empezar de cero, ponerse metas y probar cosas nuevas. El qigong no es una práctica que descubramos ahora, pero la hemos recuperado en el tiempo, y menos mal, porque es un ejercicio perfecto para amoldarse a la vuelta a la realidad, o para iniciarse en cualquier momento.

Una mezcla de Tai Chi, Yoga y Meditación que sincroniza los movimientos y la respiración con la intención de obtener la energía que fluye por todo el cuerpo y aumentar la conciencia.

Datado antes de Lao Tzu o Buda, el qigong es sin duda la herramienta original para reducir el estrés, razón por la que el mundo moderno se enamora de las antiguas artes de la atención plena.

Hemos tardado en recuperar esta práctica pero una vez que pruebas sus movimientos fluidos y su respiración consciente, que no encuentras en otras artes, te das cuenta de que el esfuerzo vale la pena y que septiembre es maravilloso.

Sin comentarios

Publicar un comentario